Google Glass es el futuro, pero todavía es pronto

glass

Están hasta en la sopa. Todos las hemos visto, sabemos cómo es su interfaz y la mayoría de sus funcionalidades. Puede que incluso conozcáis a alguien que las tenga o, al menos, que las haya probado. Desde el día en que publicaron el vídeo mostrando su interfaz (que, desde luego, a mí me alucinó) Google ha hecho bien los deberes y ha ido dándonos poco a poco muestras de lo que es su mayor apuesta de futuro.

Los afortunados que las tienen forman parte del programa de “exploradores” de Google Glass. Han sido elegidos por la gran G para hacer de beta testers de sus preciadas gafas. Eso sí, han tenido que desembolsar 1500 dólares por entrar en el programa. En un año Google ha ido ampliando poco a poco el número de probadores de sus gafas y ya son suficientes para generar multitud de noticias sorprendentes en los medios tradicionales: una mujer es multada por llevarlas mientras conducía; un espectador es expulsado del cine por sospechar que estaba grabando la película con sus gafas; multitud de restaurantes y bares las prohiben para preservar la intimidad de sus clientes… Desde luego, las gafas no dejan indiferente a nadie.

Google Glass es, con toda seguridad, el dispositivo más rompedor que he visto últimamente. Es increíblemente futurista. Si has trabajado con proyectos de visión artificial o de realidad aumentada, sabes que un dispositivo como éste es el empujón definitivo para el desarrollo masivo de la tecnología. Es cierto que no hace nada que no haga ya tu teléfono móvil, pero el enfoque es completamente diferente: destruye una barrera más entre la tecnología y el usuario.

Google anunció el año pasado que sería durante 2014 cuando se empezarían a comercializar. Sin embargo, creo que es pronto y que este tiempo de prueba del programa de exploradores se va a alargar todavía algo más (y así lo dije en mis predicciones para 2014 :P ). Antes de poner un dispositivos como éste a la venta tienen que asegurarse de que cualquier persona pueda usarlo, y para ello tienen que solucionar varios problemas.

Hasta ahora, solamente podían utilizarse sin gafas, por lo que todos los que llevamos gafas quedábamos directamente excluidos. Para solucionar esto, Google ha propuesto hasta ocho modelos de monturas que representan los diseños más famosos e irónicos del mundo, y que son compatibles con Glass (eso sí, añadiéndole más de 200 dólares a los 1500 iniciales, y sin contar los cristales de las gafas). Sin embargo, esto no es más que un pequeño parche a un gran problema, porque no todo el mundo va a querer usar esos ocho modelos. Además, ¿qué ocurre con la gente, como es mi caso, que también usa lentillas? ¿Sólo vamos a poder usar Glass o bien con gafas, o bien con lentillas? Tiene que haber una mejor solución. Estoy seguro de que están trabajando en este problema y que cuando salgan al mercado, veremos una versión reducida, más ligera, más funcional y muchos menos intrusiva que el modelo que conocemos hoy en día.

Pero es el único problema con el que tendrá que lidiar Google. Quizás el más grande, y a la vez el más absurdo, es el de la privacidad. Aunque las gafas con cámara llevan existiendo años, parece que es ahora cuando la gente empieza a tener miedo. Este fobia que tiene la gente a ser grabada o fotografiada me recuerda mucho a la intranquilidad que se propagó por la red cuando las cámaras empezaron a ser estándar en los teléfonos móviles… ¿quién se acuerda de eso ahora? Hay algunos analistas que dicen que Google Glass debería no tener cámara, pero yo no puedo estar menos de acuerdo. Si este miedo persiste, quizás deberían llevar una luz mucho más grande que estuviera siempre activa cuando el usuario graba o cuando toma una foto.

En resumen: puede que todavía no sepas muy bien para qué podrían serte útiles, además de para mostrarte que has recibido un email en su diminuta pantalla, pero ten por seguro que los desarrolladores están todavía cocinando una nueva generación de aplicaciones. Por ahora, Google no lo puede estar haciendo mejor.

¿Qué opináis? ¿Las habéis probado? ¿Creéis que son el futuro?

Mis predicciones tecnológicas para 2014

La semana pasada analizaba cuáles fueron las predicciones tecnológicas que, junto a otros valientes, hice para el año 2013. Del mismo modo, hemos repetimos el experimento haciendo otras 10 predicciones para de 2014 antes de que acabara el año. Aquí os dejo cuáles han sido las mías brevemente comentadas:

1. Apple entrará, al menos, en un nuevo mercado. Yo diría que televisiones antes que smartwatch, porque después del fracaso del Samsung Gear se lo pensarán mejor antes de lanzar una mierdaca similar.

Todo parece apuntar a que 2014 será el año en el que Apple nos intente sorprender con su entrada en un nuevo sector. Los medios indican que éste será el de los smartwatches, y puede que así sea. Sin embargo, tengo la sensación de que el sector de los wearables está todavía muy verde y Apple no se la va a jugar. Puede que este año sea el momento en el que Apple presente una televisión 4K, o una versión muy mejorada del AppleTV con grandes innovaciones en la manera de consumir contenidos más que en el hardware.

2. El sucesor de Steve Ballmer como CEO en Microsoft es bastante continuista y no supone ningún tipo de aire fresco para la compañía. que sigue con la misma tendencia que en 2013.

Esto no quiere decir que le vaya a ir mal, pero el nuevo CEO no va a ser el revulsivo que busca Steve Ballmer. La compañía seguirá creciendo en cuota de usuarios de Windows Phone, las nuevas versiones de Windows también se irán instaurando cada vez más, pero no veremos nada especialmente disruptivo.

3. Google Glass seguirá sin estar disponible para todo el mundo, pero seguirá siendo una de las grandes apuestas de futuro de Google.

Aunque este año era el elegido para la comercialización de las Google Glass, yo creo que las seguirán puliendo durante un tiempo y no llegarán a ponerse a la venta para el gran público todavía. Uno de los motivos puede ser darle más tiempo a los desarrolladores para que preparen sus aplicaciones y tener un ecosistema más completo. Para tentarles, Google ha lanzado una serie de juegos de realidad aumentada para su gafas.

4. Nintendo mete un pie en iOS, pero no de la manera que nos gustaría. Sus app serán básicamente anuncios o complementos para sus consolas. No veremos un Super Mario iOS.

La última semana estuvo llena de malas noticias para Nintendo. Parece que a la clásica compañía japonesa no le ha salido bien su apuesta con la Wii U. Este año puede ser en el que empecemos a ver como Nintendo lanza aplicaciones para iPhone e iPad, aunque probablemente sean complementos similares a Xbox Glass, y no un videojuego completo. Precisamente esta semana hemos tenido un inundación de rumores acerca de esto: primero parecía que Nintendo iba a lanzar minijuegos para iPhone, y luego parece ser que ha sido desmentido. Veremos.

5. Samsung incorpora un procesador con arquitectura de 64 bits en sus dispositivos de alta gama.

Aunque muchos tacharon de “maniobra de marketing” al nuevo procesador de 64 bits de Apple, pronto se filtró que cuando se presentó, cundió el pánico en la industria. Probablemente Samsung dará también el paso con la nueva versión de su smartphone estrella, y todos los demás de gama alta que le sigan.

6. Microsoft lanza (por fin) una versión de Office para Android e iOS disponible para todo el mundo. Demasiado tarde y probablemente unida a una suscripción mensual. No lo usa nadie.

Resulta ya existe precisamente eso mismo: una aplicación para suscriptores de Office 365 que no es más que una versión muy simplificada de su suite ofimática. Ha pasado tan desapercibida, que ni siquiera sabía que ya estaba disponible en España… Google ofreciendo todas sus herramientas en la nube y gratis, Apple regalando las suyas a todos los nuevos clientes y subiéndose también a la nube… Microsoft ha tardado demasiado y ni siquiera está a la altura de sus competidores. ¿Veremos un declive de Office también en ordenadores?

7. Spotify crece de manera considerable y empieza a ofrecer servicios adicionales al streaming de música.

Estos servicios pueden ser la venta de entradas, merchandising o algo como reproducciones de conciertos exclusivos. La semana pasada ya anunciaban la venta de merchandising sin comisión alguna para los vendedores. Poco a poco, Spotify va a ir convirtiéndose en la empresa musical más grande del mundo.

8. TouristEye lanza una versión para iPad, por fin.

Ésta es más bien una petición personal :).

9. En España seguimos sin tener un sistema para ver contenidos en streaming completo y asequible.

Repito la predicción del año pasado… así de pesimista soy en este ámbito. ¿Tendremos Netflix en España algún día?

10. Al igual que picaron el cebo del supuesto smartwatch de Apple, Samsung presentará un tablet de 12 pulgadas para adelantarse al supuesto de Apple.

Ha habido muchos rumores sobre un posible iPad con pantalla más grande destinado al sector profesional y está demostrado que Samsung es la empresa que más rápido reacciona a este tipo de nichos de mercado. Cuando hice esta predicción, lo vi muy claro, aunque no pensaba que Samsung lo fuera a hacer tan rápido. Las Samsung TabPro y NotePro ya han sido anunciadas en el CES a principio de año. Punto para mi!

¡Y eso es todo! ¿Qué opináis? Aunque ya llevemos un mes de año, ¿os atrevéis a hacer vuestras propias predicciones?