Google, ¿qué estás haciendo?

Google ha sido el mayor abanderado en la historia del progreso en internet. Productos innovadores, útiles, amigables y, sobre todo, gratuitos, han hecho que nuestra experiencia en la red sea cada vez mejor. Precisamente su ecosistema de servicios web ha sido clave en el éxito de su sistema operativo móvil, Android, ya que una de sus prioridades ha sido transformar dichos servicios en aplicaciones móviles integradas completamente y, por supuesto, gratuitas (ya hablaremos algún día de si la definición de gratuito que tiene Google es el la misma que en la RAE).

Esta estrategia es bastante diferente a la adoptada por Apple, por ejemplo, y en menor medida por Microsoft. Éstos se centran más en ofrecer una plataforma rentable en la que otros desarrolladores diseñen aplicaciones con las que puedan ganar dinero, en lugar de ofrecer ellos mismos multitud de servicios sin coste para el usuario (quizás eso sea uno de los motivos que haya propiciado que los usuarios de Android sea muy reacios a pagar por aplicaciones de menos de un euro). Conscientes de que todo el ecosistema de aplicaciones que ofrecen les aporta un valor añadido frente a otras plataformas, para poder mantener su ventaja competitiva, Google ha ido ampliando su catálogo de ofertas a base de comprar multitud de startups que ofrecían servicios en la red o que desarrollaban aplicaciones móviles.

Hasta aquí todo parece perfecto: prácticamente cualquier startup sueña con que Google venga con un saco de billetes a comprar la compañía. Sin embargo, cada día nos encontramos con más casos en los que la compañía de Montain View decide adquirir una startup (independientemente de si le hacía la competencia o no) para descontinuar sus productos y abandonar a sus usuarios a la deriva. Quizás el caso más sonado últimamente haya sido el de Sparrow: una increíble aplicación para iPhone y para Mac que funcionaba a las mil maravillas y que era continuamente adulada por toda la prensa tecnológica. Google la compró e inmediatamente dejó de darle soporte. ¿Qué sentido tiene que hagan esto? Puede que Sparrow pudiera haber llegado a ser algún día un pequeño competidor de Gmail, pero ¿qué ocurre con la multitud de compañías que ni siquiera molestaban al gigante? ¿Para qué comprarlas para luego privarnos a los usuarios de la tecnología?

Por otro lado, ¿qué ocurre cuando rechazas una oferta de compra por parte de Google? Que corres el riesgo de que te pongan en su lista negra y caer olvidado en el olvido; al fin y al cabo, si no te pueden encontrar en Google, estás perdido. El fundador de Zlio cuenta como el tráfico de su web bajó en un 90% tras rechazar una oferta de compra de Google y buscar capital en otro sitio, lo que obviamente acabó con ellos.

Pero las sorpresas no solo llegan en este tipo de acciones. Hace unos días decidieron lanzar su nuevo producto, Google Keep: una aplicación para tomar notas. Sí, una aplicación para tomar notas. Sólo unos días antes del lanzamiento de Google Keep, anunciaban que Google Reader, el lector de feeds más popular del mundo (y que muchos usuarios devoradores de información, como yo mismo, usamos a diario para clasificar y ordenar todas nuestras fuentes), cerraría el 1 de julio. Que alguien me lo explique, por favor: ¿qué sentido tiene cerrar un servicio que es líder indiscutible en su sector, como es Google Reader, y casi a la vez lanzar una aplicación en un sector tan saturado como el de tomar notas (con algunos grandes como Evernote)?

Y lo peor de todo es que intentarán seguir intentando forzar que usemos Google+ a toda costa, negándose a admitir que han fracasado en la web social, y obligándonos a crearnos una cuenta en su red social aunque solo quieras escribir un blog… Google, ¿qué te está pasando?

2 thoughts on “Google, ¿qué estás haciendo?

  1. Pues un cambio de política demasiado acusado determinado en su momento por Google+ VS Facebook. Se les lleva viendo venir desde hace una temporada, y creo que casi todo son palos de ciego en un intento de excusar el uso de su red social. En el caso de Google Reader me parece absurdo. Según están las cosas, diría que el 90% de los usuarios de GReader han migrado a Feedly como alternativa. En otra época Feedly, sería como tú dices, pronta adquisición de Google, como ya lo fue Feedburner, etc, etc. ¿Realmente hay que erradicar la sindicación en favor de los feed y tablones de fb o twitter?

    Creo que se están notando más cosas, véase monetizar del todo Google Apps, no promover proyectos ni ofrecerlos beta como antaño, la venta directa de dispositivos… Están pasando de innovadores a aprovechar su merecida condición de “somos Google” para vender productos de escueta (aunque no dudosa) calidad. Lo he intentado, mira que lo he intentado, por ejemplo, con Google Drive… pero sigo sin ver en qué es mejor que Dropbox, y ya no solo me limito al espacio.
    Parece que están intentando desarrollar una aureola de exclusividad parecida a la que se puede ver con Apple. Se están “Appleizando”. Quizá también coincida con que Larry y Sergey están en la crisis de los cuarenta y ya no ven tan cool ser una empresa cool.

    Ahora mismo, y con mucho dolor, tengo que poner a Valve como empresa generosa con sus clientes, muy por encima de Google.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>