Crowdfunding para novatos

Aunque para muchos de vosotros explicar lo que es el crowdfunding, a estas alturas, es un sinsentido, no dejo de encontrarme con amigos que se quedan extrañados cuando les digo que la última tecno-frikada que me he comprado ha sido a través de Kickstarter.

Como su propio nombre indica, el crowdfunding consiste en la financiación (funding) de un proyecto de cualquier tipo, por medio multitud (crowd) de pequeñas aportaciones de personas que ejercen de “inversores” no profesionales, generalmente con algún tipo de contraprestación simbólica. En pocas palabras: personas cómo tú y yo hacemos una pequeña aportación económica para financiar un proyecto. Existen multitud de plataformas de crowdfunding a través de internet, aunque quizás las más conocidas sean Kickstarter e Indiegogo. En ambas se exponen desde proyectos audiovisuales, como de diseño de productos, electrónica, hasta música o videojuegos.

Al lector menos familiarizado con el término, quizás le pueda parecer que este tipo de iniciativas tienen éxito con tan poca frecuencia que podríamos considerarlas como algo meramente anecdótico, sin embargo, en el resumen de 2012 que Kickstarter elaboró se reflejan, entre otros, los siguientes datos:

  • Durante el año pasado se consiguieron financiar con éxito 18.109 proyectos.
  • Un total de 2.241.475 personas hicieron alguna inversión
  • Se recaudó un total de 319.786.629 dólares para proyectos de todo tipo.

Hay muchos casos conocidos de éxito en plataformas de crowdfunding, aunque puede que el más conocido sea Peeble, el reloj inteligente que fue capaz de recaudar 10 millones de dólares, aunque su objetivo inicial eran 100.000. Otro caso importante ha sido la nominación al Oscar al documental corto “Incident in New Baghdad“. En España fue muy sonado el éxito recaudatorio de la película El Cosmonauta, que consiguió más de 400.000 euros; o algo menos conocido, pero igualmente exitoso, el documental #Paro0 elaborado por la startup Floqq, y financiado en una plataforma de crowdfunding española lanzanos.com.

Viendo el éxito de este tipo de plataformas, muchas compañías han empezado a aplicar el modelo de financiación en masa a distintos nichos de mercado y el resultado está siendo más que satisfactorio. De hecho, dentro de Yuzz, el programa de emprendedores de la Fundación Banesto, en el que participamos en la pasada edición, había dos proyectos basados en crowdfunding: Bandeed, una plataforma de conciertos bajo demanda; y Megafounder, para financiar startups directamente. Sin duda, el crowdfunding tiene mucho futuro y cada vez veremos cómo se integra más en la cultura de internet. Si os interesa, podéis ver los proyectos que he apoyado en Kickstarter aquí.

Obviamente, el crowdfunding no va a ser siempre la solución a todos nuestros problemas de financiación, pero ha demostrado ser una herramienta que merece la pena considerar. Y vosotros, ¿habéis participado en algún proyecto de crowdfunding? ¿Le veis futuro a esta tendencia?

2 thoughts on “Crowdfunding para novatos

  1. Pingback: Domótica, ¿en qué estado se encuentra? | rafapages

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>