Apple, es el momento de ponerse las pilas

Llevo leyendo durante muchos meses que a Apple se le ha apagado la chispa. Muchos medios apuntan que Apple tiene grandes problemas y que su momento está llegando a su fin. Según estos medios, ha dejado de ser la empresa innovadora en la punta de la flecha para colocarse por detrás de Google, Samsung y, según los más dramáticos, hasta detrás de Microsoft y de Blackberry.

No estoy de acuerdo con la mayoría de estas fuentes, y tengo la sensación de que todos estos medios buscan posicionarse cerca del sensacionalismo: intentan llamar la atención tanto de la gente que odia a Apple (que con toda seguridad estarán de acuerdo), como de los fanboys acérrimos (que se exaltarán rápidamente), para que así lean sus noticias y las difundan.

Sin embargo, sí que creo que Apple tiene que ponerse las pilas, principalmente a nivel de software. iOS es un gran sistema operativo que revolucionó el mundo de los smartphones, pero apenas ha tenido modificaciones desde su lanzamiento en 2007 y si sigue estando en la cresta de la ola es gracias a todo el ecosistema a su alrededor. Quizás una renovación con estas características no vaya a llamar tanto la atención como el lanzamiento de un dispositivo que marque tendencia, como fueron el iPhone o el iPad, pero es igualmente importante.

En el último mes hemos visto a Google presentar novedades sobre sus mapas, su red social, su cliente de correo electrónico o sus aplicaciones móviles. Todos estos cambios muestran la preocupación del gigante de Mountain View por la evolución en busca de una experiencia de usuario mucho mejor. También hemos visto a Microsoft presentando su nueva Xbox, y apostando por ella como el centro multimedia del salón: una apuesta arriesgada que ha dejado las especificaciones técnicas de la nueva consola en la sombra, y con la que nos ha sorprendido gratamente.

Apple tiene que mejorar tanto sus aplicaciones como sus servicios. Su cliente de correo, su calendario o su aplicación de contactos son claramente mejorables, y si miramos en la App Store veremos muchos casos como Mailbox, Fantastical o Cobook, de los que pueden tomar ejemplo. Por otro lado, otros grandes tecnológicos como Google o Yahoo! han empezado a poblar la propia App Store de aplicaciones que completan una serie de servicios de una manera más eficiente y más completa que las que propone Apple. Además, es necesario acabar con el problema del skeumorfismo mal implementado y mejorar la integración con iCloud.

Pero cuando hablamos de innovaciones a nivel de software, no todo vale. No creo que Apple deba implementar ninguna funcionalidad que no aporte nada y que solo sirva para aumentar el tamaño del sistema operativo. Samsung parece que ha captado la idea de que el futuro está en el software y los servicios exclusivos, sin embargo, se está especializando en el lanzamiento de multitud de novedades de software que, en mi opinión, son muy poco útiles: hacer fotos con la cámara delantera y trasera a la vez, pausar el vídeo cuando no estoy mirando, compartir foto chocando los teléfonos… ¿Son realmente necesarios? Yo creo que las únicas personas que usan estas funciones son las que aparecen en sus anuncios mofándose del iPhone por no tenerlas.

En resumen, no creo que Apple esté falta de innovación, y creo que debe ser fiel a sus principios y a su forma de hacer las cosas. Para poder seguir en lo más alto, debe poner su software a la altura. ¿Veremos la semana que viene un gran cambio en la WWDC? ¿Conseguirá Jony Ive (el conocido diseñador jefe de Apple, en la foto) volver a colocar a iOS en el lugar que le corresponde?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>